Diseñada en colaboración con Josep Lluscà, Touch cuenta con una bandeja de polipropileno en el interior del asiento que actúa como soporte a la espuma inyectada de alta densidad, pensada para el confort óptimo del usuario. El asiento está tapizado en tela o piel, con una carcasa de polipropileno acabada en gris oscuro o blanco polar.

Relacionadoproductos